Capatur es el primer gremio de turismo que pide la renuncia de presidenta Dina Boluarte

Desde que asumió el gobierno en reemplazo de Pedro Castillo, el sector privado de turismo ha respaldado a la presidenta Dina Boluarte con la esperanza de que la crisis política y social en el país se contenga y retorne la paz y la tranquilidad que tanto necesita la actividad turística. Pasados los días y con el recrudecimiento de la violencia, las cosas parecen estar cambiando.

Prueba de ello es que la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas (Capatur) se ha convertido en el primer gremio empresarial del sector turismo en solicitar públicamente a la Jefa de Estado su dimisión. “Dina Boluarte debe renunciar para que no haya más sangre de ningún peruano”, expresó Eduardo Jáuregui, presidente de Capatur.

Para el empresario, las pérdidas que venía sufriendo el sector turismo por la pandemia se han multiplicado ahora por culpa de quienes no quieren escuchar “la voz del pueblo”, incluido los congresistas que se quieren quedar en sus cargos. Por ello, dijo que la salida a la crisis está en la renuncia de la mandataria y el adelanto de las elecciones para este 2023. “La muerte de ningún peruano puede ser justificable”, expresó.

El presidente de Capatur sostuvo que en el verano de Paracas llegaron en otros años hasta 60.000 personas. “Este año nuevo no llegaron ni a 15.000. Esto es un indicador de que estamos en un 25% de la temporada normal en Paracas, en pleno verano. Entonces no hemos empezado el proceso de recuperación”, comentó en entrevista con La República.

“Por ello, para Año Nuevo, más del 50% de las reservas se anularon y en estos dos meses de verano, ocho semanas, nos va complicado”, agregó Jáuregui.

“Entre Lima y Paracas, desde diciembre y enero, no hubo ninguna interrupción del tráfico: está libre el tránsito. Las interrupciones en la Panamericana Sur fueron en Ica, en el kilómetro 300, y Paracas está en el kilómetro 230, pero el ambiente generó zozobra, desconfianza. Lógicamente, no se ve el flujo de los veranos de otras épocas”, anotó.

De seguir así las cosas, el pronóstico del titular de Capatur es nada optimista: “Las ocho semanas que nos quedan las vemos un poco inciertas y no nos va dar plazo para iniciar un proceso de recuperación hotelera después de tres años de pandemia. Creemos que, de seguir así las cosas en este año, los hoteles y restaurantes, van a empezar a venderse porque esta crisis está descapitalizando a los empresarios y prácticamente son tres años y ya no da para más”.

“Creemos que este es un tema político que no lo ha considerado el Gobierno, que lo debió resolver muy fácilmente. Mire las enormes pérdidas que hay, por un capricho político. Los políticos tienen que sintonizar con el país. Ellos, por ganarse 40.000 soles mensuales, están arruinando en el país con miles de millones de dólares”, acotó.

*Lee la entrevista completa de La República a Eduardo Jáureguí haciendo clic AQUÍ.


Read Previous

BCR: turismo pierde US$ 100 millones al mes por protestas

Read Next

Nuevo servicio del Corredor Amarillo llegará hasta el aeropuerto Jorge Chávez