Cuba reabre Varadero a los turistas extranjeros después de siete meses de cierre

Después de un cierre de siete meses por la pandemia del Covid-19, Cuba reabrió ayer al turismo internacional su balneario más famoso, Varadero, y la mayoría de sus aeropuertos, excepto el de La Habana.

La capital, la principal puerta de entrada a la isla caribeña y la única terminal en la que pueden operar las aerolíneas estadounidenses debido a sanciones recientes de Washington, aún no ha entrado oficialmente en la etapa de “nueva normalidad” vigente en la gran mayoría del país y por el momento no ha anunciado fecha para el reinicio de los vuelos.

El Gobierno cubano adelantó que pronto informará sobre nuevas medidas para flexibilizar las restricciones en La Habana, entre las que se prevé que anuncien el restablecimiento de las operaciones aéreas y con ellas la apertura de hoteles en la ciudad más visitada de la isla por turistas.

Mientras, a unos 150 kilómetros al este de La Habana, el balneario de Varadero ya está listo para recibir a los visitantes internacionales, que deben comenzar a llegar a partir de la semana próxima en vuelos desde Reino Unido, Alemania y Rusia.

La compañía alemana TUI, el mayor turoperador del mundo, o la aerolínea Cóndor ya han confirmado que retomarán sus operaciones con este destino caribeño. Para el resto de las terminales cubanas abiertas a partir de hoy no se ha anunciado aún fecha de reinicio de operaciones.

El sector turismo es la segunda fuente oficial de ingresos para la isla, solo por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior y aporta en torno al 10% del producto interno bruto. Además, da empleo a medio millón de personas en el sector estatal, a lo que se une un alto porcentaje del más de medio millón de trabajadores privados en el país.

En 2020, Cuba tenía previsto recibir 4,5 millones de visitantes internacionales con la esperanza de revertir la caída del año pasado, cuando de acuerdo a datos oficiales llegaron 436.352 turistas menos que en 2018.



PARADISIACAS PLAYAS

La paradisíaca península de Hicacos será el primer punto de la isla grande al que podrán regresar los turistas foráneos, quienes desde julio pasado ya podían visitar Cuba, pero con estancias limitadas a los cayos al norte y sur del archipiélago, vedados temporalmente a los cubanos para evitar brotes de coronavirus.

Durante esa apertura parcial, los visitantes que han llegado fueron fundamentalmente canadienses, aunque con una afluencia menor de la esperada probablemente debido a que en Canadá aún es obligatoria la cuarentena al reingresar al país, lo que desincentiva los viajes.

Las autoridades locales aseguran que el aeropuerto Juan Gualberto Gómez del balneario, considerado el segundo en importancia del país por sus ingresos y tráfico, cuenta con todas las certificaciones de bioseguridad.

Similares protocolos sanitarios seguirán los más de 50 hoteles del balneario, administrados en su mayoría por empresas como las españolas Meliá, Iberostar y Globalia, y la canadiense Blue Diamond.

Varadero, elegida en 2019 la segunda mejor playa del mundo según TripAdvisor, es uno de los mayores reclamos turísticos de Cuba.

En enero pasado, ese polo registró un crecimiento de visitantes del 12%, un dato esperanzador en ese momento para la isla, que sufrió un descenso del 9,3 % en las llegadas de extranjeros en 2019.

(Fuente: Andina / EFE)



Read Previous

México: grandes marcas hoteleras llegarán a Riviera Nayarit este año

Read Next

MTC aprueba guía para que municipalidades provinciales implementen ciclovías